nov 21 2011

Baterías: innovación e investigación básica
Por

bateriasEsta semana hemos podido leer una noticia que anuncia un nuevo tipo de baterías que pueden durar una semana y cargarse en 15 minutos. El único problema es que dan un plazo de 3 años para su desarrollo completo.

Esta noticia me ha hecho reflexionar 3 veces.

La primera reflexión es sobre la importancia de las baterías. Todos los que usamos un smartphone a diario, sabemos que si no programamos nuestra jornada para poder conectarlo a la corriente al menos una vez al día, nos quedaremos sin el irremediablemente hasta la próxima oportunidad de recarga, con lo que ello conlleva, es decir: mensajes no leídos, llamadas perdidas, muros desactualizados, timelines vacíos, checkings desaprovechados, etc. Por no hablar de la sensación de ansiedad que a todos nos provoca ese estado de aislamiento, incomunicación y de que te estás perdiendo algo de lo que deberías ser partícipe.

La segunda reflexión es sobre el futuro de las comunicaciones y de la tecnología en general. Yo hace tiempo que tengo la visión de que el futuro pasa por un sistema integral de comunicaciones de vídeo, audio, mensajería completado por una serie de utilidades de asistente personal y herramientas de productividad que no estará incluido en ningún dispositivo como hoy los conocemos, si no que estará integrado en nuestra ropa o complementos que llevemos “puestos” a diario (está claro que en la ducha quedaremos desconectados, pero quizás sea lo mas conveniente…). Lo que aún no he visualizado es la batería que sea capaz de alimentar este sistema ni la forma en la que habrá que cargarla, pero estoy seguro que no tendrá nada que ver con lo que tenemos actualmente.

La tercera reflexión, al hilo de la segunda, es que un plazo de 3 años para una mejora tan solo en duración y tiempo de carga me parece mucho tiempo. No me malinterpretéis, no es que no lea la noticia con esperanza (me remito a la primera reflexión), tan solo es que de aquí a tres años y a la velocidad que llevan los desarrollos electrónicos, creo que las necesidades con respecto a las baterías van a ser otras muy superiores a las que nos anuncian.

Por último y como postre una cuarta reflexión. En una época en la que la electrónica, el software, la inteligencia artificial y otras especialidades parecen ser las reinas absolutas de la tecnología, unos simples problemas de física y química básicas impiden despegar nuestra imaginación. Consideremos por un momento a todos esos científicos (teóricos y prácticos) de estas disciplinas tan “arcaicas”, que casi nunca aparecen en las portadas de los medios y que realizan un trabajo oscuro y difícil de entender por la mayoría de los mortales, pero sin los cuales todos nuestros sueños de progreso quedarán atados a tierra y lastrados por el peso, capacidad de carga y dimensiones de las baterías.

analiZe


Copyright © 2010 analiZe
C/ Matilde Sangüesa, 19 50015 Zaragoza
Teléfono: 976 361 720 | Fax: 976 293 155